Cintas de Correr: Cómo Mejorar la Resistencia Física

mejorar la resistencia correr en cinta

El uso de las cintas de correr en casa es una gran manera de aumentar tu resistencia física y mejorar la salud en general, aunque una gran cantidad de personas que utilizan las cintas de correr no están sacando su máximo potencial. Si uno se sube en la cinta de correr todos los días, hacer un simple calentamiento seguido de una carrera normal y luego un enfriamiento, sólo estará consiguiendo un mínimo de lo que en una cinta de correr puede llegar a conseguir.  Si has invertido en tu propia cinta de correr, te gustará conocer todas sus características para entrenar de la mejor forma posible , en lugar de usarla sólo para los entrenamientos más básicos.

Consejos fáciles que te ayudarán a aumentar tu resistencia física con Cintas de Correr

Para aprender más acerca de como se puede transformar un aburrido entrenamiento en cintas de correr en un entrenamiento donde rápidamente aumentarás tu resistencia física, sigue leyendo.

Estos sencillos consejos que te vamos a dar se pueden implementar en casi cualquier rutina , y cualquier persona independientemente de su nivel de condición física pueden tomar ventaja de ellos con el fin de ponerse en forma y obtener resultados de forma rápida.

Saca partido de una cinta de correr con función de inclinación

Las cintas de correr de alta calidad que se venden hoy en día incluyen una función de inclinación para que la puedas incluir fácilmente en tu entrenamiento. Puedes comenzar lento y en llano para luego aumentar tu velocidad e inclinación a medida que avanza el entrenamiento, de modo que puedes retar a tu cuerpo y hacer que el entrenamiento sea más duro a medida que pasas más tiempo encima de la máquina.

Mediante la función de inclinación de la cinta de correr no sólo se aumenta la resistencia, sino que también se consigue que los músculos se hagan más fuertes, lo que permitirá quemar más calorías , lo cual es muy importante si el objetivo es perder peso o mantener el peso actual.

Empezar el calentamiento caminando en torno a 5 Km/h durante unos 2 minutos. Después de estos dos primeros minutos, es el momento de aumentar ligeramente la velocidad para que el cuerpo se acostumbre a entrenar más duro sin que este cambio se note de inmediato, ya podría dar lugar a lesiones. Hay que tratar de no aumentar la velocidad demasiado. Cuando se utiliza la pendiente, se puede solamente caminar, especialmente si no se está en muy buena forma física, ya que se acaba de empezar en un programa de ejercicio.

Aumentar lentamente la pendiente después de un par de minutos y, una vez que se llegue a la mitad del entrenamiento, se puede entonces empezar a reducir la inclinación de nuevo con los mismos incrementos y dentro del mismo marco de tiempo. Esto permitirá al cuerpo entrenar como si se encontrara en la parte más dura de la pendiente. Luego, poco a poco, el cuerpo volverá a la sencillez de correr en llano. Termina esta rutina con 2 minutos de enfriamiento andando a un ritmo regular.

Hay que recordar que se puede caminar durante todo este ejercicio hasta que se esté lo suficientemente fuerte y en forma como para correr con inclinación. Todo esto entrenamiento sirve para fortalecer los músculos de la parte inferior del cuerpo hasta que haya ganado más resistencia y empezar entonces con la velocidad.

Aprovecha el entrenamiento a intervalos en la cinta de correr

Otra buena forma de mejorar la resistencia rápidamente utilizando una cinta de correr es mediante el entrenamiento a intervalos o HIIT (High-intensity interval training). Este entrenamiento requiere de un mayor esfuerzo durante ciertos periodos cortos de tiempo.

¿CÓMO FUNCIONA ESTE ENTRENAMIENTO?

Empieza por trotar a una velocidad alrededor de 4km/h durante un par de minutos para calentar. Una vez que sientas que estás listo, puedes aumentar la velocidad alrededor de 6  km/h. En este momento del entrenamiento te tocará trotar más rápido. Permanece en esta velocidad durante un par de minutos antes de aumentarla hasta unos 10 Km/h . En este punto del entrenamiento ya deberías estar corriendo en lugar de trotar. Permanece en esta velocidad durante 3 minutos. Después reduce la velocidad de la cinta otra vez hasta 6 km/h durante un minuto antes de volverla a poner de nuevo a 10 km/h durante otros 3 minutos. Continua alternando entre estas 2 velocidades mientras dure tu entrenamiento. Finalmente, vuelve a la velocidad inicial de 4km/h para enfriarte.

En lugar de pasar directamente del calentamiento a correr a 10 km/h, este entrenamiento HIIT a intervalos le da a tu cuerpo un poco de descanso antes de realizar el trabajo explosivo. Esto es de lo que trata el entrenamiento a intervalos, y se ha demostrado que puede aumentar la resistencias más rápidamente que la mayoría de los métodos para hacer footing. A medida que te hagas más fuerte, serás capaz de aumentar también tu velocidad, así como de prolongar más tiempo los periodos de descanso entre series.

Para mejorar tu resistencia física, una cinta de correr puede funcionar de maravilla. Utiliza el entrenamiento a intervalos y el entrenamiento con pendientes para sacar el máximo provecho de cada entrenamiento.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *