Mantenimiento de una cinta de correr

mantenimiento d euna cinta de correr

Con el fin de disfrutar de la cinta de correr durante mucho tiempo y sacarle el máximo provecho a sus funciones, es necesario realizarle un mantenimiento cada cierto tiempo. Dos de las cosas más importantes a considerar son la limpieza de la máquina, así como el estado del tapiz. Mantener la cinta libre de polvo además de correctamente lubricado son consejos de mantenimiento esenciales para cualquier tipo de cinta de correr o andar.

A menudo se recomienda por los fabricantes de cintas el realizar un mantenimiento anual por un técnico profesional con el fin de aumentar la vida útil de la máquina. Sin embargo, hay algunos consejos que pueden ayudar a los usuarios a mantener sus cintas de correr en buen estado, como si se realizara por profesionales . Los siguientes consejos pueden ser de ayuda cuando se trata de mantener una cinta de correr.

Consejo 1: Inspeccionar la cinta de correr con regularidad

Entrenar en una cinta que está defectuosa puede provocar accidentes graves. Por esta razón, se debería inspeccionar la cinta antes de cada entrenamiento. Algunas de las cosas más importantes a tener en cuenta son los tornillos flojos, las piezas sueltas y si el tapiz está seco. De ser así, casi seguro que necesita lubricación antes de su uso. También hay que mirar en el tapiz si este sufre signos de desgaste. Un problema común del tapiz de las cintas de correr, es que este puede deshilacharse por los bordes. El marco de la cinta está sujeto a constantes golpes y vibraciones durante el uso, lo que significa que sus tornillos pueden aflojarse con el tiempo. Puede utilizar una llave hexagonal para inspeccionar el marco de la cinta de correr para los tornillos  sueltos. Si encuentras cualquiera que esté flojo, apriétalos, pero ten cuidado de no apretar demasiado.

 

Consejo 2: Limpiar la cinta de correr después de cada uso

Después de cada uso, asegúrate de limpiar el sudor de la máquina. Los líquidos pueden provocar la oxidación con el tiempo, que a su vez puede dificultar la estética y la funcionalidad de tu cinta. La limpieza se puede realizar con un trapo seco o ligeramente húmedo o una toalla. Las áreas que requieren atención son las de la consola, bastidor, y los brazos. Cualquier componente de metal debe ser revisado con el fin de asegurarse de que esté seco. El tapiz de la cinta debería limpiarse una o dos veces a la semana, ya que esta es un área donde el polvo y los escombros se acumulan inevitablemente. Ya sea debido a la suciedad de los zapatos usados para el entrenamiento o a la falta de ventilación en la casa, los agentes contaminantes pueden encontrar fácilmente el camino debajo de la cinta, lo que podría acelerar su desgaste.

Limpiar el área por debajo de la cinta de correr

El polvo de debajo de la cinta también se debe quitar regularmente. Esta es un área que muchos usuarios de cinta de correr olvidan cuando se trata de la limpieza de la máquina. A pesar de que puede no ser tan obvio, el polvo se puede unir al tapiz y terminar con rapidez en la cubierta donde está el motor. Utilizar una aspiradora con una varita extensible para eliminar el polvo y la suciedad de debajo de la cinta de correr. Si se desea obtener acceso aún más fácil, se puede plegar la máquina en su posición de almacenamiento antes de comenzar la limpieza.

Limpiar la cubierta

La cubierta de una cinta de correr es una de las zonas más caras de la máquina y se le debe prestar especial atención. Algunas cubiertas de cinta requieren de lubricado y este se debe aplicar por el usuario o se puede aplicar de forma automática desde un depósito interno, dependiendo del modelo. Si la cinta de correr tiene un depósito interno, hay que asegurarse de que se mantiene lleno. Además de eso, es importante que la superficie de la cubierta esté limpia de suciedad. Hay que limpiarla con un paño suave y al menos una vez a la semana.

Consejo 3: Lubricar el tapiz de la cinta

Cada cinta andadora tiene requisitos específicos de lubricación y es importante seguir la guía del usuario para obtener más información acerca de la frecuencia para realizar esta operación. En algunos casos, las nuevas cintas de correr no requieren lubricación. Si tienes un modelo que requiere lubricación del tapiz,  el manual de usuario debe informar de cómo hacer esto. Un programa de lubricación también es incluído a veces. No todos los modelos son iguales, pero en general, es posible que necesites lubricar el tapiz cada tres, seis o doce meses. Spray de silicona, o silicona 100%, a menudo se utilizan para la lubricación, en función de las instrucciones proporcionadas por el fabricante. Con el fin de lubricar la superficie de carrera de la cinta de correr, hay que levantar y rociar el spray hacia arriba y hacia abajo.

En la mayoría de los casos, el fabricante proporciona a los compradores el lubricante cuando compran una nueva cinta de correr y se recomienda no utilizar otro tipo. Hay tener cuidado cuando se lubrica la máquina para correr ya que el lubricante puede manchar el suelo. Una toalla puede ser colocado debajo de la cinta de correr con el fin de protegerlo del goteo del lubricante

 

Consejo 5: Establecer la tensión del tapiz.

Si la superficie de carrera se siente como que si se estuviera deslizando bajo los pies, significa que se soltó. La tensión del tapiz se debe comprobar con regularidad. Esto se puede hacer fácilmente levantando por el centro del tapiz a un lado de la máquina. Al hacer esto, deberías ser capaz de levantarlo unos 10 centímetros de la cubierta de la cinta de correr. Si piensas que el tapiz está demasiado apretado o demasiado flojo, hay que utilizar los pernos del rodillo trasero en el extremo posterior de la máquina para ajustarlo al nivel recomendado por el fabricante.

Consejo 6: Realizar el mantenimiento rutinario de la cinta de correr

Realizar un mantenimiento  para la cinta de correr es esencial para mantener la máquina en las mejores condiciones. Hay que recordar desconectar siempre la máquina de la red antes de limpiarla. Esto elimina el riesgo de descarga eléctrica. Hay que comprobar que el cable de alimentación está desenchufado antes de realizar cualquier tipo de mantenimiento en la cinta. Además del mantenimiento descrito en los consejos anteriores, también hay que comprobar el motor cada mes y eliminar partículas de polvo que se hayan acumulado en él. Esto es importante para prolongar la vida del componente eléctrico.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *